Seguirme por email

Wednesday, 17 February 2016

QUE HACER ANTE LA MUERTE?



Hablar sobre la muerte nunca ha resultado para muchas personas un tema placentero, se le relaciona en muchas ocasiones con lo oculto, lo desconocido, con el mas allá, oscurantismo y hasta con la brujería. Coloquialmente se le adjudica cierta connotación mortífera a la llorona, la pelona, el silbón, el coco y hasta se dice que la muerte puede llegar por cosas del diablo.

En este caso he decidido abordarla con la finalidad de aportar al lector, herramientas para manejar el proceso de duelo que ha muchos Venezolanos les ha tocado vivir en demasiadas ocasiones en recientes años.

Comencemos por comprender el significado de la muerte y un poco de su contexto histórico. En la época de 1930 se comenzó a confinar la muerte en hospitales y esto se generaliza aun mas para la década de 1950, los cuidados de enfermos terminales se trasladaban a hospitales en vez de sus casas, en un intento por "esconder" la muerte y así hacerla menos visible.

Ya para la década de los años 60 se realizaron varios estudios sobre la presencia de los familiares durante la muerte de un ser querido, este se vio disminuido a un 25%, la muerte era algo sin importancia, se le despoja de su sentido trágico y llega a ser un hecho ordinario, tecnificado y programado, fue relegada y se le considero insignificante.

Ahora, ¿que significa la muerte? Thanatos era la representación demoníaca de la muerte según la antigua mitología Griega (tal ves de ahí viene la relación que le damos con el diablo) era hijo de Nyx (la noche) y Erebos (la oscuridad) su hermano fue Hypos (el sueño). A Thanatos se creía no  tenia piedad ni discriminación, los mortales y los dioses lo odiaban. Así pues, podemos conceptualizar la muerte como un organismo que  ha sucumbido como unidad funcional.

En consecuencia tenemos lo que le sigue, el duelo o dolus que significaba engaño o fraude, luego sufre una cambio semántico al grupo léxico del dolor y del verbo dolere, por lo que dolus termino por significar dolor, pena y en especial lo que se siente cuando muere algún familiar o ser querido.

El duelo tiene sus etapas y estas son: 

- Shock, negación: evasión, confusión, miedo, entumecimiento, culpa.
- Rabia: frustración, ansiedad, irritabilidad, vergüenza, pena.
-  Depresión, desapego: la persona se abruma, le falta energía, siente impotencia
- Dialogo y negociación: comienza a buscar a otros, desea contar la historia, lucha por encontrar un sentido a lo sucedido.
- Aceptación: Se exploran opciones y se comienza un  nuevo plan.

En ninguna otra posición como estando en duelo, el sufrimiento que este produce es completo, duele lo biológico porque puede llegar a doler el cuerpo, lo psicológico porque duele la personalidad, lo social porque duele la sociedad y su forma de ser, familiar porque nos duele lo que le duele a los nuestros y finalmente espiritual porque duele el alma. El duelo sirve para dar rienda suelta a los sentimientos.

Cabe destacar que el proceso de duelo no solo ocurre cuando se sufre la muerte física de un ser querido, sucede también cuando ocurre un divorcio o separación, termina una amistad, termina un noviazgo, se abandona su propio país, se ponen en adopción mascotas por no poderlas llevar con nosotros al nuevo destino, entre otros.

"Nos damos cuenta de que las cosas no van a volver a ser como eran y no sabemos con certeza pronosticar de qué manera van a ser. Y tomo absoluta conciencia... y siento la sensación de ruina... como si fuera una ciudad desvastada". Camino de las lágrimas, Jorge Bucay.

La superación del duelo es para mi una elección, y según la visión tanatologica-logoterapéutica tienes dos opciones, o puedes vivir sobreviviendo, que comprendería soportar lo vivido, resistirte ante lo sucedido, volverte un insensible o conformarte con la frase "así dios lo quiso" o por otra parte, trabajarla tomando una posición significativa ante la inevitabilidad de lo que te pasa, comenzar a tomar decisiones que nos lleven a un proyecto personal lleno de sentido, porque si no tiene sentido no valdrá de nada, así de fácil, sin mas ni menos, creo que las respuestas a las preguntas mas complicadas de la vida resultan siempre ser las mas simples, así que no se complique, llore lo que tenga que llorar, VIVA su dolor, pero cuando llegue al llegadero póngase firme y comience a realizar estos cambios significativos a los que le he invitado, no hay un PORQUE que pueda explicar o justificar ninguna muerte, solo queda el PARA QUE y es lo que te hará moverte a la siguiente etapa que es la sanación, y para sanar querido lector ud tiene que VIVIR!!.



Patrizia Frattallone
Terapeuta Psicosocial
Diplomada en Logoterapia y Acompañamiento en Situaciones Límites.
Mindfulness Practitioner



Fuentes: 
Dau Escuela de Vida 
Camino de las Lagrimas, Jorge Bucay
Mitología Griega.







No comments:

Post a Comment