Seguirme por email

Wednesday, 11 December 2013

LA VIDA, ¿QUE SENTIDO TIENE?

Recientemente asistí a un seminario invitada por un colega, a quien de antemano le agradezco profundamente la experiencia. El mismo se llamó 1er Seminario Internacional desde la Logoterapia "Lo que Duele se Llama Vacío" dictada por la Msc. Sandra Barbero, asistieron 250 personas, entre ellas, yo.


El evento comenzó con un tópico simple pero muy importante y es el de, recordar quienes somos. Reconozco me sorprendió la sencillez con la cual la ponente -quien cabe destacar tiene un extenso curriculum- durante todo el seminario, hizo contacto con las 250 almas que ahí estuvimos, si te preguntas: ¿Fue vivencial?, pues sí!


Habló del porque, para que, como, donde, de donde, para donde y hacia donde, del Sentido de Vida. Ante tan profundo aunque sencillamente expuesto tema, tenía que prestar toda mi atención -pensé- pero no hizo falta pues, me atrapo desde su comienzo. Atrapada en aquel ambiente lleno de sentido -así lo experimente- me hice preguntas a nivel profesional y personal que esbozare lo mejor posible en estas líneas.

La primera pregunta que surgió fue a nivel profesional: ¿Qué hace que el ser humano olvide de donde viene?, la respuesta -aunque para muchos profesionales signifique una amplia variedad de criterios del DSM- para mi fue la de "Darse Cuenta" que, según la gestalt significaría notar lo que sucede dentro de si mismo y su alrededor, lo cual habla de la acción de ponerse en contacto consigo mismo y sus verdaderos deseos, aceptación en resumidas cuentas. 

Desde mi punto de vista pienso que, en el mismo momento en el cual un ser humano hace contacto consigo mismo, se hace consciente, disposición que le permite tal vez, salir de la existencia provisional de la que habla Viktor Frankl, quien expone este estado como el vivir día a día, inconsciente de su propósito. Sin caer en la abstracción permanente, se podría describir como un estado inerte del ser. La carencia de vida en el ser humano que experimenta su existencia como un simple episodio, hace que pierda de toda vista su propia humanidad; Deshumanizado ya por esta carencia, busca desenfrenadamente el placer, lo cual haría que se instale un vacío, y ante este vacío, el hombre se ve desposeído, a sus propias manos, de si mismo. 

Disociado ya en ese caminar, podría hacer una lista muy extensa de las atrocidades que este estilo de existencia faculta al hombre, para realizar las más perversas de las acciones, convirtiéndose a si mismo en una patología ambulante de no someterse a un tratamiento psicoterapeutico.

Patológico ya, su ser va inconsciente de su andar y, a consecuencia de esto, el andar de su prójimo. Anestesiado por el placer que deriva de sus acciones -según mi experiencia- solo cabe el acompañamiento y la guía que, tendría como propósito, provocar un estado ávido de alerta sobre las consecuencias de sus actos, de lo cual podría originarse una sensibilizacion, induciéndolo así hacia su auto actualización.

Otra pregunta que surgió en mi mente fue ¿Qué responder a un niño luego de relatar su experiencia de abuso? ¿Cómo explicar la conducta del adulto que comete el delito? Menudas preguntas pues, he estado ahí. En muchas de las ocasiones en que un niño entra a consulta y relata su amarga experiencia, he comprobado que es efectiva la escucha activa, más que intentar explicar o reconfortar con palabras, en ese momento no quiere respuestas, solo estar ahí para escuchar; en esa escucha se denota también él vacío en el que se sumerge un niño violentado, la pregunta más frecuente es ¿por qué?

Ante ésta incógnita, veo de suma importancia a nivel psíquico el de la postura del terapeuta, según mi opinión cabe perfectamente la que expone Ludwing Binswagner quien hace referencia sobre el encuentro con el paciente como "La Chispa Divina", este argumenta que "El terapeuta, estará con el paciente siempre en el mismo plano, el plano de la comunidad de la existencia. No hará del enfermo un objeto sino que verá en el enfermo una pareja existencial. Encuentro es un estar uno con otro en el presente propio, es decir, en un presente tal que se sazona totalmente a partir del pasado y que también lleva en sí, la posibilidad de futuro". 

Ahora bien, tratándose de un pequeño, ¿Cómo hacer?. Desde mi experiencia terapéutica en el tratamiento de Abuso Sexual Infantil posterior a una valoración clínica, hallo efectivo, los encuentros grupales del mismo sexo, en un ambiente controlado realizar sesiones semanales tomando en cuenta lo que acota Rollo May en "El Dilema Existencial en el Hombre Moderno" que reza así: "Uno de los mayores peligros en América es la tendencia a creer que la técnica en si cambia a la gente, que cualquiera puede cambiar con solo encontrar el método adecuado. A menudo esta fe sirve como sustituto del coraje interno para enfrentar la propia existencia, tanto en sus posibilidades trágicas como en las placenteras. Hacer es a menudo más fácil, y puede aminorar la ansiedad más rápidamente que ser". Por cuanto es importante la construcción, veo recomendable utilizar técnicas lúdicas para trabajar los siguientes temas:


  1. Establecimiento de Reglas del encuentro y de la Alianza Terapéutica
  2. Confianza y Apoyo
  3. Emociones
  4. El Desarrollo del No
  5. La Revelación del Trauma
  6. Prevención de Futuros Abusos
  7. Valorar el Genero
  8. La Rabia
  9. El Poder
  10. Su Cuerpo
  11. Autoestima
  12. El Futuro
Batres - Méndez.

En este último punto oportunamente cabe el tratamiento logoterapeutico en el niño -de 8 a 12 años- además de un trabajo en el acompañamiento de un nuevo resurgir, la terapia familiar centrada en el sentido de Elizabeth Lukas, transformaría de manera trascendental, lo que antes era un entorno de riesgo -la familia- en uno de protección, disminuyendo significativamente en el niño la tendencia a la revictimización.

Así pues, concluí que fue de gran ayuda, el ayudarme a comprender lo que viví ese día, pues si bien asistí al seminario buscando herramientas para mis pacientes, salí ganado por partida doble pues, creciendo yo, crecen mis pacientes, por aquello que reza que, no se puede dar lo que no se tiene. 


SI CREES EN LA FRASE
YO CREO EN UN MUNDO MEJOR
EMPIEZA POR QUITARLE EL "EN"






Saturday, 19 October 2013

No hay, no existe, nose, no puedo, ahora no, nose que es eso, no sabría decirle, no esta, no. La gran cultura del NO; Según la Ley de la Atracción nuestro cerebro no procesa las negaciones pues todo lo reproduce en imágenes, y ciertamente si realizas el ejercicio del árbol que consiste en imaginar uno frondoso en una pradera y luego impedir que nuestro cerebro vea manzanas en el, seguramente al final no podrás dejar de ver al menos una manzana en aquel árbol imaginario. 

Pues bien lo que intenta explicarse con este ejercicio es que, nuestro cerebro se concentra en las palabras positivas, cuando ud dice "no quiero desamor" el cerebro solo procesa "quiero desamor" y eso es lo que atraemos, creamos, vivimos. Y si, hay mucha realidad en ello, pues para nadie es un secreto que vivimos en escasez, pobreza y una bajisima calidad de vida.

Me sucedió recientemente que debía solicitar unos documentos, al llegar al lugar con una lista mediana de papeles para unos tramites, la persona encargada de aquel departamento al leer la lista, me decía en respuesta a cada uno de los requisitos "eso no es por aquí" "ya eso no existe" "no se puede" "no sabría decirle" "no es en este departamento" "no se hacerlo", así que pues, entre risas le pregunte: "¿te has dado cuenta que vivimos en la cultura del no?", a lo que esta persona respondió con algunas justificaciones. 

A mi parecer pienso que, ya no nos preocupamos por investigar, crear, comprender, entender, ayudar, resolver, entre otros. Queremos todo resuelto y listo para usar. Pensar en estos días, se ha convertido en una acción admirable, pero poco utilizada. En esto mucha influencia ha tenido los medios de comunicación y la vida que lleva nuestra sociedad. Las personas ya no se detienen a saborear un almuerzo, comen rápidamente pues tienen que llegar pronto al trabajo, a casa, al colegio, a la universidad, tiempo, tiempo, tiempo, tiempo que "debemos ahorrar", pero ese es otro tema.

Entonces, que sucede cuando dejamos de pensar, crear, ayudar, resolver, comprender, investigar, ¿en que nos convertimos?, esa es una  pregunta que le dejo a cada quien, pero creo que ciertamente entraríamos en un estado de letargo, apatía, desinterés, desamor, entre otros. 

Desde mi punto de vista pienso que, al dejar de realizar todas las acciones que conllevan al progreso, avance, evolución,  entendimiento y creación, nos convertiría en un gran NO con paticas caminando, una gran negación en el mundo, arrancándose a si mismo la oportunidad de vivir, servir, amar, experimentar, adorar, llenar, aprender, conocer, emprender, ayudar, crear, entre otros. 

Así pues, cabe la preguntica que me encanta siempre dejarles aquí:

                                                          ¿Soy una gran negación en mi vida?

Wednesday, 2 October 2013

MEDIOCRIS

Recuerdo claramente en mis años universitarios, que uno de mis mas estimados profesores, coloco en el salón, un cartelito con un mensaje que invitaba a reflexionar sobre la mediocridad. 

Pues bien, ese día la mayoría de mis compañeros de clase se sintieron aludidos, lo tomaron personalmente -cabe destacar que, ya habíamos leído el libro de los 4 acuerdos- se ofendieron de tal manera, que algunos dejaron de asistir a clases por varios días.

Yo por otra parte me quede pensando en aquella palabra que, pica una que otra vez en la vida, así que decidí investigar. Descubrí que mediocre según el diccionario de la real academia española quiere decir, de calidad media, de poco merito tirando a malo. Así que comencé a preguntarme cuantas cosas había dejado sin terminar y con un bajo nivel de exigencia o de calidad media. Encontré  mas adelante, que en mis años de bachiller mis notas eran muy bajas, y que mi comportamiento dejaba mucho que desear, para resumir, puedo decir que llegue a ser suspendida.

En mis años -que fueron muchos- como deportista, no llegue a las olimpiadas porque mi nivel de exigencia era muy bajo, eso me hacia mediocre. Fui una excelente nadadora, gane muchos trofeos y medallas de oro, pero pude hacer mas, muchísimo mas.

Así continué hasta la universidad, estudie relaciones industriales y mis notas seguían siendo bajas pues me convertí en lo que se me ocurre decir, una mediocre profesional, fue casi mi profesión, dejar todo a medias, estudie diseño de modas y nunca lo termine. Estudie ingles -que es mi lengua materna- tampoco lo termine, a pesar de eso, lo hablo y entiendo muy bien, pero pude certificarme y no lo hice, aunque el italiano -que es mi lengua paterna- logre aprenderlo bastante bien, la realidad es que, no me quedaba otra, mi padre, abuela y tías hablaban muy poco español. Comencé a mostrar signos de cambio cuando decidí estudiar mecánica y ortopedia dental, saque las dos especialidades en dos años -la cual es de tres cada una- con méritos y excelentes notas, por cuestiones de salud, no pude ejercer muchos años. 

Mucho mas adelante en la vida, cuando descubrí porque estoy aquí,  decidí estudiar Terapia Psicosocial. En el proceso -porque para mi fue un proceso de crecimiento- crecí, descubrí y trabaje muchas áreas de mi vida, deje a un lado la mediocridad y me encargue de graduarme como profesional en las Terapias Psicosociales con muy buenas notas y, el otro titulo que reposaba en mis hombros y que en muchas ocasiones no me dejaba avanzar, DECIDÍ colgarlo para siempre.

Así que, invitándote  también a ti a reflexionar, cabe hacerse la pregunta;          
¿SOY MEDIOCRE?.

Thursday, 22 August 2013

LA VERDAD, ¿QUIEN LA TIENE?

Y en este "despertar" descubrí que, nadie tiene la verdad en sus manos, cada quien mira el mundo desde su lente (realidad). Para algunos profesionales de la salud mental opinar algo distinto a las teorías propuestas, seria justificación, pero si yo no tengo la verdad absoluta -sino solo una comprensión de lo que yo creo esta bien o mal- entonces no puedo desde mi visión de mundo decir, que es positivo o negativo para ti.

¿Que quieres lograr? ¿Como te sientes con eso?, serian las preguntas mas sensatas que pudiera hacerle a cualquier ser humano, pero jamas desde mi verdad, pues es distinta a la tuya, se vive distinto, se siente distinto, podría darte mi punto de vista, pero no imponerla; Es en base a la comprensión de la verdad del otro, respetando sus ideas, emociones, entre otros que, creo empatía y amor, tanto en el plano profesional como personal. 

Que diferente seria el mundo si todos practicáramos eso, tendríamos mas paz interior, porque dejaríamos a un lado eso de lo que habla Carlos Fraga "querer tener siempre la razón". 

Un ejemplo reciente, el cumpleaños de mi esposo; Le pregunte, ¿hago torta? ¿de que la quieres?, me dijo "un dulce estaría bien", no especifico -lo cual me desespera- pero conociéndolo, compre su preferido, le pregunte ademas si quería cantar su cumple y todo lo que conlleva la cosa, respondió no, solos tu y yo. Así que pues me dispuse y pasamos una noche muy agradable, así de simple, respetando lo que el quizo, comprendiendo su visión, lo que quería en ese momento. ¿Cuantas veces queremos imponer nuestra verdad? ¿Cuantas veces al día quiero tener la razón y no lo logro? - Creo que jamas lo lograríamos -.

Ahora, ¿que se necesita para comprender a otro?, inteligencia, dicen unos, conocimiento, dicen otros, humildad dicen muchos. Mi verdad dice que compasión, "la autentica compasión -según el Dalai Lama- no depende de la actitud de los demás hacia mi, pero en tanto que los demás son como yo y, aspiran a la felicidad y, a evitar el sufrimiento, y tienen derecho a superarlo, surge cierta empatía. Así es la autentica compasión, ecuánime incluso con los enemigos, siempre y cuando estos sean personas u otros seres sensibles. Ellos también tienen derecho a superar el sufrimiento, sobre esa base, se sustenta la empatía, eso es la compasión". Este concepto para mi, no es tener lastima -como concluyen muchos, al preguntarles- sino ser consciente de la empatía que se siente al ser participe, de la alegría, dolor y emoción del otro ser humano. Esta acción seria casi igual a preguntarte ¿Que haría el amor?

Comprender te lleva a ser compasivo, pero para comprender tienes que amar, es a través del amor, que llego a comprender y a ser compasivo, lo cual te lleva a la "unidad".

Saturday, 3 August 2013

DESPERTANDO

Imagínate estar dormido, despertar y, ver con los mismos ojos cosas que no observabas antes, ¡Que sorpresa! cuantas cosas nuevas; imagina sentirte mal ante cualquier circunstancia y, luego sentir tranquilidad; Imagina como fue tu vida ayer, y como lo es hoy; ¿Distinta cierto?, es como despertar, darse cuenta, estar mas consciente de lo que te rodea, de lo que sientes, de lo que saboreas, de lo que experimentas, de lo que vives, porque ahora estas VIVA, dejas de ser espectadora, para ser protagonista de tu vida.

Ni los colores son los mismos, no brillan mas, solo son diferentes, ni sabe como antes ni mejor, simplemente distinto, nada es igual; Experimentas un cambio, hay incertidumbre ante lo nuevo, ansiedades. Estas en plena redireccion del proyecto de vida, el rumbo es el mismo, pero diferente escenario, con dolor ante el duelo que causan los cambios, vacíos que llenar -si los experimentas-, descubres capacidades que pensabas no tenias, que tus ojos son marrones con destellos claros, que tu cabello natural es nuez, que tus uñas son cortas y crecen hacia arriba, que tus labios son finos cuando creías eran carnosos, que tus pies son hermosos cuando ni los mirabas pensando eran regordetes, que estabas gorda, cuando en realidad estas hermosa -como dicen mis tíos-, que lo que pensabas antes no te quedaba bien, resulta que te queda de maravilla.

Y ustedes dirán, ¿que le pico a esta ahora?, pues me pico el bicho del amor, pero del amor propio, ahora que he experimentado amarme, no quiero otra cosa sino lo mejor para mi y para mi vida, medito mas las cosas, me tomo el tiempo que quiero para saborear lo que sea este comiendo, degustando, en el momento que así lo quiero; Elijo libremente y sin culpa; Digo que no, cuando realmente quiero decir no; Digo justo lo que quiero decir, ahora consciente de que soy responsable de lo que digo, mas no de lo que entiendan los otros; No me averguenzo de la conducta que considero impropia en otros, pues descubrí no es mi responsabilidad. Me preocupo un poco mas de mi imagen personal, pero sobre todo de mi paz interior, y es que me he convertido en toda una miyagui para mi misma, es como cuando se va la luz y prendes una vela? bueno así... 

Friday, 26 July 2013

COMO POR SI FUERA POCO

Si, como por si fuera poco -por lo anteriormente expuesto en otros artículos- en el transcurrir de las semanas, me he visto envuelta en un remolino de dificultades, dificultades que me pedían un cambio, a los que hasta muy recientemente no había dado respuesta, y es que -como siempre digo- un cambio de hábitos y de ambiente, jamas ha sido tarea fácil.

Menudo trabajo me ha tocado realizar, comenzando por conocer mi historia familiar, no puedo negar que, he quedado sorprendida -por no decir abismada- con la cantidad de secretos que una familia puede guardar en el tiempo, en este particular, la mía.

Ademas de sorprendida, también me ha brindado la oportunidad de, primero conocer realmente a mi familia, atar cabos, reconocer situaciones y conductas, comprender el porque mi abuela materna -que en paz descanse- sabia tantas cosas, callaba muchas otras y a pesar de ello siempre tener amor para dar, nunca se quedo anclada en la amargura que le generaba una situación, ¿como hacia para trascender todo aquello? creo que amor, mucho amor, luego de mucho dolor.

También me ha ayudado a comprender de donde vengo -reír sobre ello, acostumbro a reír de mi y mis cosas, no hay nada mas terapéutico que reír de si mismo- a mi madre, a mi padre, a mis tíos de ambas partes, a mi abuela paterna y su eterno sufrimiento -la antítesis- tuve dos abuelas que vivían situaciones desde contextos diferentes, pero si lo veo dimensionalmente, era lo mismo pero, vivenciado desde puntos de vista distintos, aun así, sus puntos de encuentro para mi fueron, la entrega total a la familia, el compromiso, la bondad, el amor y  la resolución de conflictos (y rápido), mi abuela materna -maracucha- a la cual le encantaba mantenerse actualizada en todo lo que podía, luego de escucharme finalizaba diciendo, "¿aja y ahora que vais hacer con eso?", con esa pregunta entiendo ahora, que lo mas importante era lo que venia y que el resto ya era pasado, en el mismo momento de hacerme la pregunta, ese aprendizaje para mi hoy, no tiene precio. 

Por otro lado esta mi abuela paterna, la de los eternos "porque", siciliana, le llamábamos mussolini jjajajaja pues, comandaba en todo -hoy día a sus 88 años comanda- la flojera, el desorden, la limpieza, el contemplar lo bello de las cosas simples de la vida, ser humilde -no al extremo, pues sabia muy bien mandar a la gente al carajo- comprensiva, decir siempre la verdad, aunque eso te llevara a un tremendo castigo, no me guardaba ni una sinverguenzura, de ser posible te exponía al punto tal de sentir vergüenza y pedir perdón; Son para ella aun algo primordial. Para ella una madre que no enseña a sus hijos a procurar su propio sustento es una "mala madre", en cambio aquella que exigía a sus hijos a limpiar la cocina, su cuarto y ordenar su ropa antes de salir, era una madre "de oro". Así mismo es pues es mi tía (hermana de mi padre), viven juntas hasta el día de hoy, yo viví muchos fines de semana y, semanas con ellas por el tipo de trabajo de mi padre y lo lejano que era irme a buscar al terminar su jornada. 

Mis abuelos paternos ambos, fueron hombres fuertes de carácter, trabajadores inagotables, dentro de mi comprensión, comprometidos, a su manera responsables, amorosos con sus nietos, rígidos con sus hijos, pero siempre se comunicaban a través de un -mi abuelo materno- "dime mi amor", o un, -mi abuelo paterno- "venga mi ratona, déjenla pasar" (recuerdo tenia cáncer y no me dejaban entrar a la habitación, pero me vio por el reojo de la puerta y me llamo) me pellizcaba los cachetes, me permitió andar en mi triciclo en el lobby del colegio que tenían, apenas terminaba la domestica de pulir el granito -a pesar de las quejas de la nonna-. Recuerdo una tarde, la entrada del colegio estaba sembrada por una flor que se llama cayena, no preciso si era mi padre el que hacia esto o mi nonno -tal ves ambos- arrancaban una flor, le quitaban el rabito y apretando salia como una especie de gusanito, este solían ponérmelo en la punta de la nariz, y me regalaban la flor, este gesto para mi era de amor, de apreciación, de tomar un simple momento y convertirlo en algo significativo. Mi abuelo materno era pesista, gano muchos trofeos, muy disciplinado, persistente, se trazaba metas y las cumplía, determinado; tal ves de ahí sale la inspiración de mi madre -que fue tenista- por hacerme practicar un deporte como la natación, donde viaje muchísimo, gane muchísimas medallas y trofeos que aun conservo. Así fueron mis dos abuelos, de ellos ayer y hoy aprendí muchísimo. Los ame inmensamente. 

Hasta ahora nose lo que me depara mi proceso de cambio, lo que si se es que, disfrutare cada paso que de, cada suspiro, cada lagrima, cada motivo, cada amanecer, cada anochecer, hasta lograr el equilibrio y, a partir de ahí, retomar las metas que había postergado por un simple desvio.

"Sea que nos guste o no nos guste, todo lo que esta sucediendo en este momento, es producto de las decisiones que tomamos en el pasado". Deepak Chopra




Saturday, 13 July 2013

EL REGALO QUE LA VIDA ME DIO

En días pasados mi padre cumplía años, no sabia que hacer, pues, esta lejos de mi en estos momentos, así que, decidí escribirle algo. 
En ese ínterin de escribirle algo a mi padre, descubrí que jamas lo había hecho.
Seguí profundizando; ¿Que escribirle? ¿Que decirle?. Comencé con lo que llamo "una declaración de amor". 



Lo amo profundamente, pero nunca se lo había dicho, al menos no en palabras, la carta comenzó inspirada por el titulo "Honraras a tu padre y a tu madre", nose porque, simplemente fue así, seguramente algo que pugnaba por salir del inconsciente, recordé muchísimo a Viktor Frankl en su libro El Hombre en Busca de Sentido. 

Me pregunte -ante el titulo- ¿Cuanto lo había honrado durante mi vida?, en ese momento note que en realidad no mucho, así que decidí hacerlo inmediatamente. Le escribí lo que a continuación esbozo:

"Honraras a tu padre y a tu madre; Papito lindo nunca lo comprendí, pero hoy desde el ser madre entendí que son las palabras respetuosas y las acciones que resultan de una actitud interna que te estima por tu posición, luego, investigue también que, proviene de la palabra griega para honor, que significa venerar, apreciar, y valorar. Honor es darte respeto, no solo por mérito sino también por rango. 

Bueno creo que de eso, no has recibido mucho, al menos no de mi parte, pero como todo ser humano imperfecto, cometí errores que, se te rompieron ese corazón tan bello que tienes, pero Dios sabe porque nos envía ese tipo de experiencias (...)".

Ahí la declaración de amor, perdón. Y me detengo aquí pues así lo fue, porque fue tan importante para mi, finalmente reconocer que, no me había perdonado aquel sentimiento de culpa que me embargaba, como para el saber que lo había hecho bien. Luego continuo así:

"También te quiero decir que todos aquellos errores que cometí  no fueron porque tu desempeño como padre no fue eficiente, al contrario, aprendí muchas cosas de ti, joven y adulta cuando vivía contigo y te echaba broma. Las decisiones que considerabas acertadas o no, fueron enteramente mi responsabilidad como mujer. El apoyo que me diste en todo aquel rollo en el que me metí jajajajaj del cual resultaron esos dos hermosos nietos que hoy tienes, te lo agradezco inmensamente, no hay palabras, acciones, ni dinero para devolverte todo lo que nos diste y sigues dando (...)".

Aquí la honra y a su vez, descubro que la casualidad no existe, todo es producto de la causalidad. Me enseño a amar, puso sus limites, pero como siempre decía, "no le des a nadie comida, enséñales a pescar". Y ese, es un amor sano, responsable, incondicional, pues no se lanzo conmigo en la sala de parto, ni llevo la barriga a cuestas -mi mama si manejo como meteoro hasta la clínica el día de mi primer parto y ahí se quedo en una calmada espera- pero si me dio mi caña, y a pescar finalmente mi primer trabajo.

Me hablo -en palabras extremadamente cortas, pues no habla mucho, pero cuando lo hace, es preciso, exacto, lo justo y necesario- sobre el compromiso, dedicación. Me demostró mediante acciones también, que aquella responsabilidad no era para con mis hijos, que aquel compromiso no era con la vida, ni con el, sino conmigo misma; Aprendí junto a el, mediante la acción de pulirle todos sus zapatos los fines de semana, sobre la humildad, a lavarle el carro -cuando pedía cosas- para hacérmelas ganar, al finalizar, supervisaba, pues si hacia algo, tenia que hacerlo bien; Ahí aprendí sobre el valor de las cosas, que debía esforzarme para ganar lo que pedía.

De ahí pues, mis dos hermosos hijos, que dentro de la sociedad en la que vivo, me siento orgullosa, agradecida, sobre todo con Dios que me guiaba y yo no le prestaba atención y con mis padres, por dar lo que tenían para dar, aceptar con amor quien soy, lo que soy, con virtudes y defectos; He ahí un amor incondicional.

Finalmente la verdad es que, fue para mi la honra de tener tan ejemplares padres que me dieron la oportunidad de comprender una vez mas, que es mediante el ejemplo y el trabajo, la manera mas eficaz de hacer de nuestros hijos, seres humanos de bien, ya que no se puede dar a nadie lo que no se tiene.

Es bueno preguntarse luego de esta lectura, porque tenemos los hijos que tenemos, comprender que nunca es tarde para comenzar o aprender, al final, no venimos con una guía debajo del brazo, que nos indique como ser padres, y sobre todo entender, que no nos las sabemos todas.

Los amo infinitamente.

Tuesday, 9 July 2013

A PASO DE CARACOLITO HERIDO

En este peculiar momento de mi vida, estoy experimentando el preludio de lo que llamamos nosotros los Terapeutas Psicosociales y muchos otros profesionales de la salud mental, el síndrome del nido vacío, esa sensación de perdida de un ser muy querido que se nos va, de duelo profundo, el sentir que no he hecho todo lo posible o, peor aun, no había dado todo lo que podía dar, cuestión que, según mi criterio carece de bases, pues; "Eso es lo que hay". 
Difícilmente en el preciso momento pude determinar lo que sentía, pues me invadía aquella sensación de perder el rol que ejecuto desde hace 40 años, y es que descubrí ademas, o mejor esbozado, me hice consciente como madre matricentrada, esa madre que vive para sus hijos y escasamente para ella misma, en mayor o menor medida, vi que esto ocurría desde hace todos estos años. Sonrío ahora y me repito a mi misma lo que tanto digo en terapias grupales, realizo lo que se llama "autoasistencia psicológica", lo cual significa según Levy "darnos a nosotros mismos “eso” que tanto necesitamos emocionalmente para sentirnos mejor.

El barullo no termina ahí, eso fue apenas el comienzo, lo que a continuación puse en practica para sanar, mitigar e integrar estas nuevas cosas que suceden ante mis ojos, es realmente el punto central de este, mi tema. 
Una de las acciones que ayuda muchísimo es comenzar por si misma, detectar en que parte de nuestra vida repercute este abandono,  duelo o perdida. 

En mi experiencia luego de una introspección, me di cuenta de que nadie me estaba abandonando, sino que yo misma me había abandonado hacia muchísimos años. Posteriormente a esto me pare frente al espejo y vi una mujer descuidada, con raíces en el cabello, pasada de peso, vestida con lo que se me atravesaba, sin ser exigente conmigo misma, conforme con lo poco que me daba y recibía, fui bajando el nivel de exigencia sin siquiera notarlo, así la estima, el amor, la compasión, entre otros. Por Dios, llegue hasta comerme los plátanos quemados para que mis hijos y esposo se comieran los doraditos. 

Luego de unas semanas, trabaje para exigirme mas a nivel profesional -tanto que ahora escribo en este blog- me compre una camisa, compre el tinte para teñirme el cabello, me recree mas, fui al dermatologo, entre otras muchas cosas, simplemente, ¡COMENCÉ A VIVIR!. 

Mas adelante, deje a un lado la superficialidad para adentrarme en las profundidades de mi tan descuidado yo -el ser humano-, tenia metas y planes trazados donde esta persona estaba incluida, tuve que comenzar a redireccionar todo, note que dispongo de mas dinero, pero de menos sentido; Comprar un perro como recomiendan algunos especialistas conmigo no funcionaria pues, tengo 3, así que me dije, bueno ¿y ahora?, y hasta ahí llego porque en eso estoy jajajaja, pero es muy importante descubrir ese nuevo sentido, pero bueno, ya vendrá esa inspiración a mi, como repetía siempre alguien por ahí.

Otra de las cosas que ayuda a mitigar el sentimiento de perdida es hacerse participe -si es posible conviértase en una suegra impertinente metiche- es broma, participe desde su tan temido rol; SUEGRA, hasta la palabra pesa, siempre respetando las decisiones que le parezcan inadecuadas, incorrectas, locas, entre otros. La idea es amiga que se goce todo el proceso, ¡disfrútelo! ud se lo merece, yo me lo merezco. 

Mire hacia atrás y recuerde cuando usted estaba en la misma posición, la emoción y la alegría que sentía cuando sabia que estaba a punto de cambiar su vida para mejor, enamorada, entusiasmada, ilusionada, abrumada, asustada, ansiosa, pero feliz; Y desde esa experiencia, ayude, apoye, ame, VIVA todo lo que pueda, comprenda que es un motivo de alegría y no de pesar, pues nuestro rol no es el de recoger la cosecha, sino simplemente de sembrar, esperando que la misma sea buena, prospera. Que logren mas de lo que nosotras logramos, y sobre todo, luego de todo esto, si dios nos lo permite, estar ahí en el momento que nos necesiten, así como también, no estar para ellos cuando eso necesiten.

Después de esto, le aseguro podrá sentirse mejor consigo misma, lograra llenar el vacío, dar un nuevo sentido a su vida, sin morir en el intento.

Hija TE AMO de aquí a la luna, a pasitos de caracolito herido. ®
A ti también TE AMO Ale, you know it!

Thursday, 4 July 2013

Sanadores Heridos

De estos mis pequeños años de practica terapéutica y tal ves desde hace mucho, he querido escribir sobre mis experiencias de vida, -si bien enriquecidas por una carrera- siempre considere un acto provechoso para muchos la oportunidad de saberse no únicos en ciertas experiencias negativas o positivas, y porque no, descubrir que no están solos en este andar.

Desde mis inicios en la carrera universitaria, escuche de quienes considero colegas -tomando en cuenta que de otros varios aprendí muchísimo, y a quienes hoy día respeto profundamente- no entender para que estudiaba Terapia Psicosocial, alegaban que la misma no proporcionaba las herramientas elementales para tratar personas, decían unos; enfermos, decían otros, y yo en mis adentros pensaba "seres humanos por el amor a Cristo". ¿Que tanta técnica, herramientas, test?, entre otros, se puede necesitar para escuchar el sufrimiento o padecimiento de otro ser humano igual que yo?. Continuaba aquella tertulia con comentarios como "que si se abre un proceso puede ser delicado, que no puedes abrir procesos en una consulta terapéutica" y así un sin fin de cosas; Entonces me preguntaba, ¿es que acaso el proceso de una niña violada por su padrastro no esta abierto desde el mismo momento del acto? y es que el ser humano que llega a consulta con semejante historia lo que quiere es tratar de "entender", yo diría "comprender", ¿porque le sucedió esto o aquello?, e inconscientemente  busca darle un nuevo sentido, Viktor Frankl en esto es muy claro, "A través del dolor también se descubre el sentido de la vida".
En mi experiencia terapéutica, y en la de muchos profesionales del área es bien sabido que este y otros muchos padecimientos o sufrimientos son mejor comprendidos, superados e integrados cuando se realizan en grupo, entonces pues ¿no entraría o encajaría muy bien adaptado un Terapeuta Psicosocial en ese menester?, mas aun; si ha sufrido o padecido alguna experiencia parecida, la cual haya superado.
Creo, como dijo una colega hace poco, que hay que dejar la practica del escritorio, para entrar en lo que yo llamo la practica desde la comprensión, para comprender; hay que amar, amarse para amar y sobre todo, adentrarse en el entendimiento de que no sabemos con certeza el origen de muchos padecimientos, pero si es de rigor universal la existencia de  una cura; El Amor. 
Y es que, ¡vamos a admitirlo!, como dijo alguien por ahí, la Terapia Psicosocial llega a donde no llega el asfalto.

"Lo que importa es cuanto amor se dedica al trabajo que realizamos". 
María Teresa de Calcuta.